miércoles, 25 de julio de 2007

Navegación a Vela

Uno de los sueños que tenía al venir a Canada era practicar el veleo; Montreal esta en una isla rodeada de lagos y ríos, existen más de 15 marinas distribuidas a lo largo de toda la riviera (Bord de l'eau), con embarcaciones de todo tipo y tamaño.
Varias de las marinas están especializadas en veleros, otras son sólo para yates de motor.
.
El año pasado tomé un primer curso de vela en la marina de Baie d’Urfé, muy cerca de Beaconsfield, con un amigo mexicano. Las prácticas fueron en el Lago San Luis.

La navegación a vela para mí es especial, el hecho de no ser impulsados por un motor, evita el ruido, el mal olor de la gasolina y permite disfrutar esta experiencia de forma cercana a la naturaleza, asimismo el poder dominar la técnica que te permite hacer uso del viento es un reto e implica una serie de conocimientos y técnicas propias de este deporte.
En México hay pocos lugares cercanos a la capital para practicarlo y es una actividad muy elitista.

Por el contrario en Montreal hay muchas opciones y es medianamente accesible, en la marina de Lachine se rentan pequeños veleros, hay cursos de un día y cursos de verano para los niños.
.
Claro que no es una opción posible en el corto plazo, cuando acabas de llegar este tipo de actividad no es factible; los primeros años con frecuencia iba a la orilla del lago a observar y suspirar viendo los veleros que cada verano se desplazan por decenas o en días de fin de semana cerca de 200 se pueden admirar tanto en el Lago San Luis como en el Lago de las Dos Montañas, donde está la playa de Oka.

La forma triangular del velamen, y la inclinación del velero por la fuerza del viento me encantan. En ocasiones el casco puede inclinarse hasta 45 grados, es muy emocionante.
.
Dirigir y dominar un velero no es como una lancha de motor, es mucho más que un paseo por el lago, hay que hacer diferentes maniobras para colocar las velas en la posición adecuada con respecto a la dirección del viento, es necesario utilizar manivelas, malacates, guantes para tirar fuertemente de las cuerdas y sobre todo una buena coordinación y trabajo en equipo.
Algunos escuelas de vela ofrecen cursos corporativos ya que es una actividad que enseña la importancia de la colaboración y de los detalles para aumentar el desempeño (fine-tunning).
.
He tenido la oportunidad de invitar a diferentes amigos e incluso a compañeros de la oficina a velear al Lago de las Dos Montañas.
Esta salida con mis colegas fue especialmente complicada por toda la terminología náutica que aprendí en el curso fue en ingles y la mayoría de mis compañeros son francófonos. Sin embargo salimos airosos y la pasamos excelente.

4 comentarios:

Guillermo dijo...

Es interesante ver como los sueños, de a poco, se pueden ir cumpliendo!

Arturo dijo...

Asi es,
Hay que ser pacientes y constantes.
No es posible pedir todo cuando acabas de desembarcar.
La diferencia es que aqui en Canada los sue&os son realizables.
Arturo

Jacqueline dijo...

Este es el sueño de mi esposo!!! Por ahora nos conformamos con verlos desde la orilla y suspirar...

:)

Qué bueno que lo hayas podido hacer, Arturo.

Un beso.

Arturo dijo...

Jacky,
En algun momento estaremos participando en alguna ragata!!
Te escribi al correo de tu blog con mas informacion.
Arturo