viernes, 13 de julio de 2007

Tres Etapas Tres

Hay tres etapas muy claras que le suceden a casi todos los inmigrantes en su proceso de integración en una nueva sociedad, estas etapas son bien conocidas y se mencionan con frecuencia en diferentes foros, muchas personas ya las han descrito y comentado, lo especial es que en casi todos los individuos y familias este proceso se dá realmente, cada caso se vive a su propio y único ritmo, pero creo que esta generalización es válida:

La primera etapa es de euforia cuando acabas de llegar y todo te parece hermoso, diferente (y mucho mejor que en tu país de origen), casi todo lo encuentras interesante y crees que vas a encontrar fácilmente mil nuevas opciones positivas en tu futuro, es como si fuera una luna de miel con tu nuevo país. Esta etapa puede durar de 1 a 6 meses.
Disfrutas muchísimo del sentimiento de seguridad y el poder estar tranquilo de que no te van a asaltar o secuestrar. El que haya mucho menos trafico también es un gran alivio. Hay mil detalles que te deleitan.

La segunda etapa es de depresión, desencanto y un gran, gran estrés, es cuando vez que no todo es tan magnífico como lo habías pensado justo al llegar, cuando no encuentras un empleo con las características que deseas, tus estudios y experiencia no son reconocidos, cuando te enfrentas a diferencias culturales, cuando tus conocimientos lingüísticos no son suficientes para realizar actividades complejas, cuando te invade la nostalgia por la familia, los amigos, la comida, tu idioma, tu cultura, cuando te es complicado hacer nuevos amigos, cuando tus hijos no se integran a la escuela, cuando te enfrentas a rechazo, abusos o prejuicios. Hay muchísimas razones.
Algunas las padecimos nosotros, otras las he visto en casos de amigos y conocidos, esta etapa puede durar de 3 a 24 meses, es muy variable dependiendo de la persona, la familia y tu habilidad para integrarte e ir aceptando la nueva realidad que te rodea.
La actitud que tengas hacia tu nueva forma de vida es fundamental, esta etapa pone a prueba de forma muy fuerte la base misma de la unión familiar, hay casos donde solo uno de los cónyuges es el que impulsó la idea de emigrar a pesar de la oposición del otro, entonces cuando hay problemas el que no quería venirse siempre exclama ‘¡te lo dije!’, afortunadamente nosotros siempre estuvimos de acuerdo en este proyecto y hemos estado implicados totalmente, pero aun así en ocasiones hay raspones inevitables.


La tercera etapa es cuando logras una cierta estabilidad laboral, emocional y social, cuando empiezas realmente a integrarte a través de tu empleo, de tus vecinos, de tus nuevos amigos, de los compañeros de tus hijos, de sus actividades escolares y deportivas, cuando manejas mejor los idiomas y las expresiones locales, etc.
En esta etapa ya tienes una idea de lo que puedes esperar, de forma realista, de tu nueva vida en Canadá, aceptas las desventajas y ya sabes cómo disminuirlas y vuelves a apreciar mucho, pero de forma más racional, menos emotiva y ciega tu nueva vida canadiense y eres capaz de sacar ventaja de tus habilidades y diferencias, por ejemplo ser polifacético y generalista es una cualidad poco común, por acá la mayoría es muy especializado. Muchos latinoamericanos tenemos diferentes habilidades que nos permiten salir adelante con éxito.

Obviamente existieron unos periodos de transición y las fronteras de una a otra etapa no son estrictas, en ocasiones tienes regresiones y a veces te encuentras con casos de gente que se queda atrapada en la primera o en la segunda etapa.
La inmensa mayoría de forma más o menos accidentada llega a la tercera y establece su propio equilibrio, donde vivir en Canada se vuelve tan normal como en otro país y poco a poco el hecho de que eres un inmigrante reciente va desapareciendo.

Ahora Canadá es nuestro nuevo país y nuestra patria, aquí estamos trabajando con decisión para seguir construyendo y mejorando.

Estamos absolutamente convencidos que tomamos la decisión correcta, Canadá es un país increíble que recibe generosamente a los nuevos inmigrantes.


Que nadie se confunda, NO ES FACIL emigrar, nada fácil; hay que invertir mucha energía, cabeza, patrimonio y coraje, pero vale la pena el cambio.

16 comentarios:

Gus Comas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gus Comas dijo...

Suscribo totalmente lo que cuentas con total objetividad. Tus lectores podrán apreciar cada palabra y cada concepto que les ofreces. Coincidiendo contigo, para mí esas tres etapas podrían corresponder, tal vez, a las siguientes 4:

1. "Luna de miel" (hasta 1 año)
2. "Infierno" (hasta 2 años?)
3. "Purgatorio" (1 a 3 años)
4. "Paraíso"

Como dices, la situación puede variar según las circunstancias personales y familiares. Hay informáticos con muy buen inglés que han conseguido trabajo en 2 meses, luego compran su casita, todo marcha bien, conservan su matrimonio, etc. (aunque parece que ellos nunca terminan de conformarse con su trabajo y su sueldo).

En cambio si tu profesión es reglamentada puede ser que tardes bastante (años) en arribar al día "uno" en que comiences a trabajar con tu flamante licencia, si finalmente la consigues (ejemplo médicos y dentistas). De allí a conseguir el "Paraíso" todavía hay un trecho de un par de años más (hay pacientes locales ignorantes que no quieren atenderse con un "extranjero").

Para simplificar, podría decir que la mejor forma de llegar más rápido al "Paraíso" es saber Muy Bien UNO de los dos idiomas. Y luego, aprender muy bien el otro.

De todas formas, creo que todo esfuerzo vale la pena, sobre todo para establecer a los hijos cuyo proceso particular de integración al mercado laboral y a la sociedad sin dudas les ahorrará nada menos que la etapa del "Infierno".

Arturo dijo...

Gus,
Buena sintesis, gracias por tu aporte, pero el titulo de 'Paraiso' no me convence.
1.- Luna de Miel
2.- Desesperanza
3.- Integracion

Lo central es conseguir un empleo lo antes posible que cumpla con tus intereses profesionales y te permita un ingreso adecuado.

Anónimo dijo...

Alguien muy sabio, aunque joven, que estaba hace 4 años en Montreal me dijo :

"No importa como te vaya, si obtenes trabajo tarde o temprano, tarde o temprano, TODOS, pasamos por las mismas etapas."

Por eso, me pregunto si los que siguen viendo a Canada como que todo es 10 puntos, y hay muchos, no estan todavia en la primer etapa. PD : hablo de los fanaticos que justifican todo.

Creo que la primer etapa es la etapa de idealizacion, asi como en el amor, donde se idealiza al otro.

Ricardo

Arturo dijo...

Ricardo,
-Casi- todos pasamos por esas etapas.
Conozco algunos casos de gente que no estaba convencida de venir, que lo hizo por solidaridad con su pareja, con la familia y al llegar confirma sus temores. Algunas personas tristemente no viven la etapa inicial de "idealizacion", como la llamaste, en este caso la segunda etapa es mucho mas profunda y genera una elevada depresion y alto riesgo de abortar la aventura.
Esa etapa de luna de miel con tu nuevo pais te da mucha energia para sobrevivir durante la de desesperanza.
Por eso te recomiendan que al principio visites y conozcas los lugares interesantes de tu ciudad y alrededores que estes unas semanas, meses en un limbo entre recien llegado y turista.
Esto, por supuesto, depende como siempre del factor economico.
Arturo

Rafael dijo...

Arturo,

Muy acertada la reflexion. Recuerdo que la compartiste con el mismo detalle con nosotros cuando llegamos. Confirmamos plenamente despues de haber vivido a traves de las tres etapas los sentimientos y pensamientos que mencionas.

Lo que yo concluyo al hablar con inmigrantes latinoamericanos que llevan uno o llevan veinte anyos aqui, es que a pesar de entrar en la etapa 3 y mantenerse ahi, uno NUNCA se podra sentir totalmente canadiense, por mas contento y adaptado que este.

De cierta manera somos la generacion de "sacrificio" que nos quedamos entre los dos mundos, y como dice Facundo Cabral "no soy de aqui ni soy de alla".

Rafael

Arturo dijo...

Rafael,
Bienvenido a este espacio, me da mucho gusto que participes, tu presencia seguramente va a seguir enriqueciendo el intercambio de ideas que ya se esta manifestando.

No es grato al oido eso de la generacion de "sacrificio"... pero creo que tienes toda la razon, a pesar de todos nuestros esfuerzos nos vamos a quedar a la mitad, pero como bien sabes en Toronto y Vancouver el 50% de su poblacion no nacio en Canada, para Montreal es de aproximadamente un 35%, asi que lo 'sacrificados' somos un segmento muy importante de la poblacion.
Sin embargo considero que el objetivo de integrarse volviendonos ciudadanos productivos y responsables, sin dejar de ser siempre diferentes, es un objetivo alcanzable en el mediano plazo.
Arturo

Gus Comas dijo...

Arturo,
Nunca tuve tiempo de ver las estadísticas que muestran cómo los inmigrantes trabajamos más duro y nos esforzamos más que los canadienses, a punto tal que en promedio los superamos luego de unos años (que ahora creo son 12 y antes 8). Ese es un tema muy pertinente para tu desde ya auspicioso blog. Te lo dejo a tí, ya que si sigues así, ya muchos nos podemos tomar vaciones de nuestros blogs!

Arturo dijo...

Gus,
Te estas curando en salud!!
o acaso nos estas diciendo que te vas a ir de vacaciones???
Si es asi, que la pases muy bien, te esperamos pronto de regreso.

El tema que propones es de sumo interes, gracias por la sugerencia, voy a ponerlo sobre la mesa de trabajo y a agregarlo en la lista de espera...
Arturo

Jacqueline dijo...

Este post es super bueno.

Tengo dos años aquí y todavía no sé en qué etapa estoy. Es una mezcla de Luna de Miel total con.... integración y unas gotitas de infierno (desesperanza jamás!)... En mi caso predomina la luna de miel, lo siento... qué le voy a hacer?

Besos, este es un magnífico blog.

Arturo dijo...

Jacqueline,
Binvenida a ¿Cómo es CANADA?

"predomina la luna de miel, lo siento... "
Enhorabuena!
No hay nada que sentir, que bueno que solo haya gotitas de infierno.
Tu caso feliz es una excepcion que confirma la regla, la mayoria vivimos semanas, meses o a&os en la infausta 'segunda' etapa.

Sin embargo menciono que la gran mayoria alcanza a su ritmo su propio equilibrio. Con tiempo y esfuerzo las metas se alcanzan y rebasan con creces.

Te agradezco tu participacion y palabras de aliento.
Arturo

rafael8a dijo...

Excelente post para quien desee emigrar y desee aprender de las experiencias de otros, cosa q me parece imprescindible antes de optar por una aventura tan radical en nuestras vidas, e imperdonable no hacerlo ahora q contamos con medios como este y autores tan preclaros y generosos en sus aportes como Arturo.

La mayoria ideliza un futuro mejor solo por el hecho de emigrar, y eso en la mayoria de los casos no es asi, aun cuando se domine el idioma y se tenga cierto grado academico y/o experiencia.

Se debe ir con toda la conciencia de q quizas se deba trabajar "en lo q sea" durante los primeros tiempos, y pasar incomodidades, carencias, a la par de sufrir rechazos o situaciones poco agradables mientras se adapta a la nueva realidad e idiosincracia.

Gracias por tan buen blog.

Saludos desde Valencia, Venezuela.

Gera dijo...

Arturo desde ya muchas gracias, es muy iluminador el post.

Un saludo,
Gera

Anónimo dijo...

Arturo
Ojala hubiera leido antes este artículo, me paso exactamente como tu dices, te felicito por tu blog es muy informativo y de mucha ayuda.
Gracias

panchitopro dijo...

Muchas gracias por compartir tus comentarios.

Anónimo dijo...

Hola! Estoy pensando, junto con mi esposa, en irme a Canadá. Quisiera saber qué recomendaciones hacen para que la integración y las situaciones que se vienen sean más digeribles. Tengo un hijo de 3 años y estoy pensando en esto por un mejor futuro para él.

Soy de Caracas, Venezuela.
Muchas gracias, la verdad que he leído información muy buena.