domingo, 23 de septiembre de 2007

Derribando un gigante

Domingo 7:55am.

Ruido infernal, despiertas sorprendido, tratas de entender que sucede, lo que menos quieres es levantarte, pero imposible.

Hay una actividad en el exterior que no se puede ignorar, me asomo por la ventana y veo como están en proceso de derribar un gran pino en el jardín de mi vecino, ruido del motor de sierras, una grúa que sube a un hombre a lo largo del tronco...

Supongo que recibiré el comentario de Anne que estaba ‘buceando’ a mis vecinos (creo que así se dice en venezolano).
Pero fueron ellos los que irrumpieron hasta el tímpano de mi oído a una hora y un día muy inadecuados.
Todo un equipo trabajaba para cortarlo, primero poco a poco quitándole todas las ramas intermedias y al final jalaron la punta de la copa, cayó con gran estruendo y lastimando en su caída a otros arboles.

Tome algunas fotos desde el estudio de mi casa durante el proceso (en el circulo rojo esta uno de los trabajadores).
Parece que temía que se le cayera sobre la casa, dice que obtuvo un permiso de la municipalidad para eliminarlo y se disculpó por el horario, que la empresa estaba muy ocupada y que sólo hoy podían venir.
Puros cuentos!!

Me disgusta mucho que eliminen arboles maduros, en buen estado, grandes (era de mas de 25 metros) y que son el hábitat de muchos animales. Justamente el estar dentro de una zona boscosa es lo que mas me agrada de esta zona.

GRGRGR!
Je ne suis pas heureux du tout!

9 comentarios:

Hector Torres dijo...

Ya vi por que estabas enchilado...

Que mal, de por si al construir las casas ahi han tenido que talar un sinnumero de arboles, y luego seguir quitando?, pues para que se va uno a vivir a un bosque, verdad?, para andar tumbando arboles?, mejor se hubieran quedado en la ciudad.

Ya yo tambien me empiezo a enchilar!!

Jacqueline dijo...

Primero lo primero:

Qué bella tu calle ♥


Mi vecino de al lado estuvo pidiendo que le quitaran un pino ENORME que le daba sombra a media calle porque tenía miedo de que se callera en una tormenta y le tumbara la casa.

Le dijeron que no.

Vino la tormenta, la mitad del pino se cayó y no le destruyó la casa porque por suerte cayó para el otro lado, pero habría podido ser una tragedia.

A los 3 días vinieron y le cortaron el pino.

No sé cuál sería el caso de tu vecino, no lo estoy defendiendo (no me grrrrr! jajajaja!!!) sólo te cuento esto porque yo soy así. hablo sin parar jajajaja, sorry!!!!!!

Arturo dijo...

Estimada Jackie,
Se agradecen tus comentarios.

Justamente a mi vecino de al lado en pleno invierno, en otra tormenta, se les cayo un arbol grande y da&o parte del techo, tuvieron que hacer reparaciones de emergencia porque la casa dejo de ser ermetica y todo el aire caliente se escapaba.
Entiendo el temor de mi vecino el riesgo es real, pero como dice Hector, si compraste aqui ya sabias que estamos rodeados de grandes arces y pinos.

Arturo

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
ricardo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Patricia dijo...

Si, verdaderamente triste, ojala haya valido la pena pero me cuesta entender como derrumbra un arbol pueda valer la pena.

tulip dijo...

Hay que entender simepre las dos caras de las monedas pero en este caso le han podido podar en ves de sacar completo no? Solo digo yo...

Arturo dijo...

Paty,
que gusto que nos visites nuevamente!
Es una riesgo vivir al lado de grandes arboles y en ocasiones si hay tormentas fuertes.

Tulip,
Era un arbol muy grande, imposible transplantarlo. :(

Adriana dijo...

Definitivamente siempre tienes post interesantes ;-)